Práctica 6. SESIÓN FORMATIVA

¿Te preocupa hablar en público?

Hablar en público, introducción a estrategias de oratoria.

 

Justificación:

La principal intención que tenemos  con esta sesión formativa es trabajar una aproximación a la  oratoria (hablar en público eficazmente), la improvisación y agilidad mental, junto con otras necesidades que se detecten durante las sesiones, de acuerdo a las personas a formar, que en este caso, son grupos de 10 personas, empleados del  centro de formación e innovación educativa CFEI Segovia.

El CFEI Segovia se centra en la detección de necesidades formativas, realiza cursos y pone materiales y recursos  a disposición de las personas interesadas.

Queremos trabajar el tema, porque consideramos que es muy importante la soltura y naturalidad a la hora de hablar en público, ya que el saber llamar la atención y mantener atentos a los oyentes es muy necesario para promocionar o dar a conocer lo que se quiere hacer. Y en la actualidad, pensamos que enseñar a hablar en público es esencial, ya que es un elemento imprescindible para presentar un proyecto nuevo en un puesto trabajo, saber venderte en una entrevista de trabajo, dar conferencias o charlas, entre otras actividades.

Al tratarse de un tema muy práctico nuestra metodología será dinámica, incluyendo una pequeña actividad magistral muy necesaria para realizar mejor las actividades. Nuestra intención es no limitarnos a la mera exposición de contenidos sino que pensamos que estaría bien que los participantes opinaran y a partir de sus opiniones enfocar las sesiones en función de las necesidades detectadas en ellos, es decir, aunque las actividades ya estén programadas enfocarnos más en las necesidades detectadas en los participantes. Gracias a esta metodología los participantes interiorizarán mejor los contenidos enseñados en la sesión.

 

 

Objetivos.

Con esta sesión formativa pretendemos:

Objetivo general:

– Formar a los participantes  para que pierdan el miedo a hablar en público, desarrollando de esta manera la oratoria.

Objetivos específicos:

  • Potenciar la espontaneidad e improvisación.
  • Saber llamar la atención y mantener el interés de los oyentes.
  • Desarrollar la agilidad mental, argumentar y desinhibirse delante del resto de personas.

 

Contenidos:

  • Cómo controlar los nervios en público (técnicas de relajación).
  • Cómo improvisar con espontaneidad.
  • Conocimientos sobre lenguaje no verbal.
  • Cómo llamar la atención y mantener  el interés de los oyentes sin ser demasiado cargante.
  • Cómo saber vender un producto, proyecto u oferta.
  • Saber utilizar la expresividad.

 

Competencias:

  • Competencia verbal: oral.
  • Competencia no verbal.
  • Iniciativa personal(emprendimiento).
  • Creatividad y originalidad.
  • Labia, don de gente.

 

Actividades

Actividades de inicio.

1.- ¿Quién soy? (Duración 10 minutos):

Objetivos:

  • Conocer a los participantes y que se conozcan entre ellos.
  • Saber los intereses del grupo.
  • Averiguar los puntos a reforzar de los participantes.

Como inicio, para conocer a los participantes y además saber lo que quieren aprender y lo que necesitan reforzar, se llevará  a cabo una actividad que consistirá en hacer una rueda de presentaciones donde deben decir cada uno su nombre, lo que creen que necesitan potenciar o aprender porque le supone más esfuerzo, y acto seguido deben de vender o hacer un pequeño speech de manera improvisada sobre un objeto “extraño” que les digan sus compañeros o los formadores. De esta forma pretendemos potenciar el habla en público y la improvisación, factor que es importante ya que luego a la hora de dar una charla o conferencia, deberán improvisar si se pregunta algo o si el ponente se bloquea, para parecer de esta forma que domina el tema y así los oyentes no se percatarán de este incidente.

A continuación se ofrecerá un ejemplo de esta actividad:

  • Participante 1: “Buenas, soy Laura y pienso que necesito calmar mis nervios porque lo paso fatal a la hora de hablar en público…”
  • Participante 2 o formador: (Mientras el participante 1 habla) “¡peluquín!”.(El participante 1 tendrá que improvisar una frase o acción con esa palabra).
  • Participante 1: “…Y hablando de otro tema, el otro día me llegó un peluquín nuevo a mi casa y he pensado que…”

Una vez se hayan presentado todos y se sepa cuales son los intereses del grupo se podrá comenzar con la segunda actividad, la parte más teórico-expositiva de la sesión.

Materiales: No se precisan de materiales para realizar esta actividad.

2.- ¡Ampliamos conocimiento! (Duración 15/20 minutos máximo):

Objetivos:

  • Dotar a los participantes de nuevos conocimientos sobre el habla en público.
  • Mostrar al grupo algunas herramientas que pueden poner en práctica.
  • Resolver dudas de los participantes sobre la oratoria.

Esta actividad consiste en una pequeña presentación donde se les darán algunas herramientas o trucos para mejorar su oratoria. Al tratarse de una sesión tan corta y de introducción al tema de la oratoria simplemente se mencionan los conceptos clave aclarando las posibles dudas de los participantes. En esta sesión, los formadores pueden recomendar enlaces a páginas, vídeos, libros u otros recursos que crean convenientes para  ayudarles a completar su formación.

Materiales: material teórico proporcionado en anexo 1 y proyector.

  1. – Un poco de relax.  (10 min).

Objetivos:

  • Practicar la técnica expuesta en la actividad anterior para una mejor adquisición del ejercicio.
  • Trabajar la relajación y el control de nervios/emociones negativas.

Esta actividad consiste en explicar la técnica de relajación progresiva de Jacobson y ponerla en práctica para que los participantes la puedan utilizar antes de exponer y hablar en público. Los formadores, guiarán a los participantes sobre cómo se hace la técnica al mismo tiempo que ellos la realizan. Antes de proceder a explicar la técnica de relajación, el formador debe aclarar que esta técnica debe realizarse día a día para tener práctica y asegurarnos de obtener un resultado óptimo cuando sea necesario. El tiempo que necesita esta técnica es simplemente de 7 minutos por lo que puede hacerse en cualquier momento sin necesidad de entorpecer el trabajo de las personas.

A continuación se presentan las pautas que debe seguir el formador. Para un resultado óptimo conviene que se indiquen los pasos con voz relajada y suave.

  • Para empezar se indicará a los participantes que encuentren una posición cómoda en la silla. Si es necesario pueden quitarse los zapatos, chaquetas o prendas que les molesten.
  • A continuación se comenzará con la relajación, esto es lo que el formador deberá indicar en todo el proceso:
  1. Manos. Cierra tus manos fuertemente hasta sentir la tensión. Mantén esta posición durante 10 segundos, poco a poco libera uno por uno los dedos sintiendo la relajación.
  2. Hombros. Encogemos los hombros suavemente hacia arriba, hasta las orejas. Sentimos la tensión por unos momentos, manteniendo la posición durante 5 segundos y después liberamos sintiendo el descanso. Volvemos a repetir el proceso 5 veces.
  3. Cuello. A continuación, llevamos el mentón hacia el pecho unos segundos, después nos relajamos.
  4. Boca. Abrimos la boca y extendemos la lengua todo lo que podamos durante 10 segundos. Después relajamos. Ahora, en lugar de sacar la lengua, la dejamos en nuestro paladar, presionando unos segundos, después relajamos.
  5. Respiración. Cogemos aire durante 5 segundos, lo retenemos 6 segundos, lo soltamos durante 7 segundos y repetimos una vez más.
  6. Espalda. Apoyamos los hombros en la silla, inclinamos el cuerpo hacia delante haciendo que la espalda quede arqueada y mantenemos esa postura durante 10 segundos, después nos relajamos.
  7. Pies. Para terminar centramos la atención en nuestros pies. Estiramos los dedos como si nos pusiéramos de puntillas. Notamos la tensión durante 10 segundos, después soltamos y sentimos la relajación.

                  Materiales: Sillas.

 

ACTIVIDADES DE DESARROLLO

4.- ¡Que me lo quitan de las manos! (15 min: 5 de preparación y 10 de exposición y evaluación de los compañeros.)

Objetivos:

  • Saber hablar de manera atractiva para los oyentes.
  • Aprender a hacer una exposición de manera improvisada.
  • Poner en práctica lo aprendido en la actividad teórica.

Se trata de tener varios productos anómalos en imagenes y repartirlas a los grupos de participantes, que serán de 3 o 4 personas por grupo, y tendrán que hacer una pequeña campaña de publicidad (como en la teletienda, por ejemplo) para conseguir el interés de los demás, promocionando dos de los objetos que les repartamos en las tarjetas.

Una vez hayan terminado todos los grupos, cada grupo hará críticas constructivas sobre la exposición de sus compañeros. (ej: falta de expresividad, hablar muy rápido, tono bajo, etc).

Materiales:  Se necesitarán 6 tarjetas, de las que se repartirán 2 a cada grupo.

Captura de pantalla (59).png

5.-  ¡Adivina qué siento! (5 min).

Objetivo:

  • Trabajar el lenguaje no verbal.
  • Potenciar la empatía.

Los participantes cogerán aleatoriamente de un bol varios papelitos con una frase o una emoción y tendrán que representarlas con mímica para que los demás compañeros lo adivinen.

Se reparten diferentes papelitos con emociones y frases como: Tristeza, felicidad, preocupación, ansiedad, miedo, te sientes eufórico, te sientes disgustado,  cómo reaccionarías si a tu amigo le pasa algo malo(por ejemplo discute con su pareja) como reaccionarias si le pasa algo bueno( le toca la lotería), te sientes conmovido porque has tenido un sobrino.

Materiales: papelitos con las distintas frases y emociones.

 

6.- Microteatro (15 min).

Objetivos:

  • Trabajar el lenguaje no verbal.
  • Ensayar la expresividad oral.
  • Trabajar la improvisación.
  • Reducir el miedo escénico.
  • Potenciar el compañerismo y la cooperación.

Los sujetos deberán realizar, por grupos de 3 o 4 personas, “mini escenas” de una o dos frases por persona  sobre diferentes situaciones cotidianas o del día a día con las que se pueden encontrar. Lo ideal sería que estos diálogos sirvieran también, para ver cómo se expresan los participantes. Estas situaciones deberán ser improvisadas, y serán elegidas y dichas por los formadores, que asignarán qué personas, cuántas y qué situación representar.

Materiales: No se necesitará ningún material.

 

ACTIVIDADES DE CIERRE:

 

7.-  Evaluación Final Expositiva (20 min).

Objetivos:

  • Observar si se han adquirido los  conocimientos durante la sesión.
  • Evaluar dinámicamente la sesión realizada, a través de un debate de opiniones.

Los participantes se dividirán en dos grupos de 5 personas que diseñarán un pequeño esquema o guía sobre lo aprendido en la sesión, también incluirán lo que mejorarían  de la sesión, lo que más les ha gustado, etc. Una vez organizado este esquema deberán exponerlo al resto de los compañeros. Los grupos contarán con 8 minutos para debatir y realizar la guía que posteriormente expondrán. Una vez hayan finalizado los 8 minutos se pasará a las presentaciones, cada grupo contará con 5 minutos para su presentación.

En esta actividad no es necesario utilizar ningún soporte tecnológico para la presentación, ya que se trata de una actividad centrada en ver si han asimilado algunos conocimientos ofrecidos en estos 90 minutos.

Materiales: Se darán cartulinas de colores, rotuladores, bolígrafos, lápìz y goma por si los usuarios quieren plasmar el esquema con las ideas principales que luego tendrán que  exponer a sus compañeros. También se repartirá folios para que haga previamente un boceto de las ideas por grupo, que luego se pasará a las cartulinas.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

ANEXOS

oratoria – PRESENTACIÓN POWER POINT DE LA SESIÓN FORMATIVA

 

  • Actividad ¡Ampliamos conocimiento!

 

PAUTAS TEÓRICAS PARA LOS FORMADORES.

De todo lo descrito a continuación, el formador o la persona encargada de la sesión podrá adaptar o escoger lo más conveniente para realizarla de forma efectiva, aunque sería conveniente que se tocaran todos los puntos tratados para hacer una sesión bastante completa.

Los conceptos estarán divididos por partes:

  • Antes de la presentación:

Trabaja la presentación con tiempo, conoce y comprende lo que vas a decir porque no hay nada peor que hablar mecánicamente, sin saber. La presentación o diapositivas que utilicemos deberán ser precisos y no contener más información de la cuenta, lo justo para guiarnos.

Práctica bastantes veces en casa, con la ropa del día clave para sentirte cómodo/a y saber tus limitaciones en los movimientos. Cuida tu vestimenta, esto puede sumar o restar puntos a tu presentación.

También intenta que haya siempre alguien escuchándote, es mejor que hacerlo frente al espejo, aunque si no es posible esto último es una buena opción.

Realiza técnicas de relajación para controlar los nervios y tenerlas interiorizadas para hacerlas de manera eficaz justo antes de la exposición.

 

  • Justo antes de la presentación:

Revisa el dia anterior que todo el material esté correcto y funcione, que los recursos que necesitemos estén bien preparados. Haz una lista con todo lo necesario para controlar que no se olvide nada, si es posible descargar el material sería ideal (por si falla internet o similar).

El día de la presentación, si es posible, intenta llegar con bastante antelación para comprobar que todo funciona. Además esto nos permitirá familiarizarnos con el sitio donde realizaremos nuestro ejercicio. Gracias a esto podremos conocer nuestras limitaciones (espacio) o descubrir posibles recursos a utilizar (utilización de micrófonos).

Como ya se ha mencionado previamente, un recurso muy útil es la utilización de técnicas de relajación y conviene utilizarlas justo antes de comenzar a hablar en público. Algunas técnicas útiles son:

  • técnica de relajación progresiva de jakobson
  • respiración diafragmática
  • yoga
  • Técnica de la visualización positiva, consiste en visualizarse haciendo la presentación con éxito, imaginando lo que quieres que pase.

 

 

  • Durante la presentación.

 

Muy importante el lenguaje no verbal (se desarrolla a continuación). Intentad buscar caras conocidas o que te tranquilicen. También es muy importante la postura y la manera de aprovechar el espacio que tenemos. Si nos quedamos como estatuas en un punto fijo podemos dar la sensación de nerviosismo o de que somos “robots”. En la misma línea está la gesticulación…

Es buena idea utilizar tarjetas a modo de “chuleta”, pero debemos de escribir más grande de lo normal para leer con facilidad, poner palabras clave y no la biblia, escribir solo por una parte para que parezca más profesional (está “feo” que la gente pueda leer lo que has escrito antes de decirlo), poca cantidad de tarjetas para no mezclarlas, no juguetear con ellas (arrugarlas, doblarlas…), sujetarlas bien para que no se note el temblor de la mano (si esto es algo que nos sucede) pero tampoco “aplicar la fuerza de hulk”. Así mismo, si no es necesario el papel pero necesitáis tener las manos ocupadas podéis utilizar un boli o un objeto pequeño que no distraiga a los oyentes, como una pequeña botella de agua.

Utilizar el humor, las bromas, ironía… si el contexto lo permite, ayuda a empatizar y controlar al público y los nervios. Si utilizar este recurso está fuera de contexto o desprofesionaliza la actividad mejor omitirlo y recurrir a otros. Otro punto importante es el agua, ¡la boca seca es nuestro peor enemigo!.

 

LENGUAJE NO VERBAL

Dentro del lenguaje no verbal encontramos varios puntos a tener en cuenta, estos son los principales:

  • Postura, según cómo nos situemos daremos una sensación u otra. (imágenes para describirlas en el powert point)
  • Mirada. Es bueno abarcar con la mirada a todos los oyentes y no quedarse mirando a un punto fijo. Podemos empezar de izquierda a derecha lentamente, pero no demasiado lento o podemos intimidar al público.
  • Manos. Este es uno de los puntos que más problemas da, nunca sabemos qué hacer con ellas. Cómo hemos dicho antes, lo mejor es tener algo entre ellas para evitar meterlas en los bolsillos o crear posturas inadecuadas.
  • Voz. El tono de voz, la velocidad y la soltura al hablar es lo más importante. Evitemos tener un tono monótono y aburrido o el público desconectará. Por eso es muy bueno practicar la presentación varias veces en casa.

 

  • Después de la presentación. Intenta grabarte en el momento de hablar en público y, cuando estés en un momento de tranquilidad visualiza el vídeo para ver tus fallos o lo que haces bien y no sabías. Esto será algo muy útil para tu evolución en la oratoria.

Esta pequeña teoría se complementa con unas diapositivas adjuntadas a este informe o sesión.

Realizado por:

  • Lorena Mira Molina
  • María del Mar Martínez García
  • Silvia García Parejo
  • María del Carmen González González
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s